6 Consejos para estudiantes de pre enfermería

¿Estás estudiando pre-enfermería y estás pensando en solicitar plaza en la escuela de enfermería? Si es así, mientras eres un estudiante de pre-enfermería tomando cursos pre-requisitos, hay algunas cosas que puedes hacer para ayudar a prepararte para la escuela de enfermería. En este artículo, te daremos algunos consejos sobre cómo puedes aumentar tus posibilidades de entrar en la escuela de enfermería y prepararte con los cursos enfermería para el viaje que te espera.

Como estudiante de pre-enfermería, es un buen momento para empezar a desarrollar estrategias de estudio, prepararse para los exámenes de ingreso, entrevistas, y considerar la posibilidad de conseguir un trabajo a tiempo parcial en un entorno de atención de la salud antes de entrar en la escuela de enfermería. A continuación voy a hablar de esta información en profundidad.

Consejos para los estudiantes de la escuela de enfermería

Desarrolla hábitos de estudio. Este es el momento, mientras como estudiante de pre-enfermería, desarrollas cómo estudiar. No querrás descubrir cómo hacerlo en la escuela de enfermería. Las clases prerrequisito que estás tomando son un gran campo de entrenamiento para aprender a estudiar. Intenta averiguar qué es lo que mejor funciona para ti. ¿Eres un estudiante visual, auditivo o kinestésico? Cuando determines qué tipo de estudiante eres, lo mejor es desarrollar estrategias de estudio que complementen esa capacidad de aprendizaje.

En primer lugar, averigua cuáles son los requisitos de GPA para la admisión en el programa de enfermería y mantén tu GPA igual o superior. Estudia siempre mucho para cada clase y trata de elegir profesores que tengan buena reputación. Para ello, pregunta a otros estudiantes o utiliza sitios web como ratemyprofessor.com para comprobar la calificación de un profesor. Si tu nota media no es la mejor, vuelve a cursar una asignatura o toma clases más fáciles para aumentarla.

Además, asegúrate de obtener buenas notas en las clases específicas que requiere el programa. Por ejemplo, la mayoría de los programas requieren A & P y que obtengas al menos una C o mejor en esta clase en particular. Por lo tanto, cuando tomes Anatomía y Fisiología asegúrate de prestarle mucha atención a este curso.

Reúnete siempre con tu asesor y consulta el catálogo de cursos del programa para asegurarte de que estás tomando los cursos correctos. He escuchado historias de estudiantes que tomaron el curso equivocado (por ejemplo, tomaron una clase extra de ciencias sociales cuando deberían haber tomado otra electiva de humanidades) y tuvieron que esperar otro semestre antes de aplicar al programa debido a una clase.

Empieza a prepararte para las pruebas de acceso. Comprueba qué prueba de acceso tienes que hacer (si la hay) y asegúrate de que sabes si determina la admisión en el programa, qué puntuación debes obtener y qué examen administra la escuela. A continuación, empieza a prepararte con meses de antelación comprando una guía de estudio que acompañe al examen. Por ejemplo, si tienes que hacer el HESI A2, compra esta guía de estudio específica.

Prepárate para la entrevista con la escuela de enfermería. No todos los programas requieren una entrevista antes de la admisión, sin embargo algunos lo hacen, y si este es tu caso empieza a prepararte para ella. Asegúrate de ver el vídeo sobre las principales preguntas de la entrevista de la escuela de enfermería.

Considera la posibilidad de conseguir un trabajo a tiempo parcial o PRN como asistente de enfermería certificada. Te lo recomiendo porque te ayudará a construir tu currículum, te permitirá hacer contactos, te expondrá al entorno hospitalario y ganarás dinero extra. Encontrarás que el mejor momento para trabajar será mientras eres un estudiante de pre-enfermería. Cuando eres un estudiante de enfermería estarás limitado en cuanto a la cantidad de trabajo que puedes hacer.

Deja un comentario