Consejos para montar tu propio bufete de abogados

Así que vas a empezar un bufete de abogados, ¿eh? Es fantástico. Pero, como sin duda sabes, montar tu propio bufete de abogados requiere algo más que coraje, valor y nuevas tarjetas de visita. ¿Cómo se consiguen los clientes? Y si quieres crecer, ¿Cómo consigues más clientes?

Puede resultar abrumador cuando se baraja por primera vez la idea de abrir un bufete de abogados, pero cuando se desglosa, el proceso es mucho más manejable. De hecho, hemos elaborado una lista de cinco consejos que le ayudarán a colgar su tablilla. El sitio gestoría Chavez Rodríguez nos envía 5 consejos para crear su propio bufete de abogados

1. Asegúrese de que la pasión se traduce en beneficios

Es obvio que te apasiona la abogacía. Lo cual es bueno, porque lo vas a necesitar para la carrera de resistencia que te espera. Pero para conseguir clientes, asegúrate de la trayectoria de las áreas legales en las que piensas especializarte.

¿Persigues una especialización de hiper-nicho? Eso está bien, siempre que haya suficientes clientes para mantener tus negocios. Aunque ofrezca servicios jurídicos generales, si el mercado ya está inundado de bufetes de práctica general, puede que le resulte difícil, sobre todo en los primeros años.

Analice también la zona geográfica en la que va a establecer su negocio. Independientemente de que estés planeando una oficina virtual (de la que hablaremos más adelante), muchos clientes te querrán cerca. Es posible que tengas que equilibrar la especialización ideal de tu consulta con las realidades de la economía local.

2. Elaborar un plan de negocio

De acuerdo, la elaboración de un plan de negocio debería ser algo más que una sola línea en esta lista. (¿Por qué no decimos simplemente “ser rentable” y lo damos por terminado, verdad?) Se han escrito artículos enteros sobre cómo redactar un plan de negocios para un bufete de abogados. De hecho, aquí hay uno.

Aunque probablemente no hayas aprendido mucho sobre balances, amortización de equipos y análisis de costes en la facultad de Derecho, no deja de ser un conocimiento esencial para cualquiera que quiera dirigir una pequeña empresa. Y no te equivoques: un bufete de abogados es, ante todo, una pequeña empresa.

Pero no es tan aterrador como parece. No necesitas un MBA en tu bolsillo, y puedes contratar a contables y especialistas fiscales externos cuando llegue el momento (si tu presupuesto lo permite, por supuesto).

3. Construir un plan de marketing

Seamos claros, aunque el marketing debe formar parte de tu plan de negocio, exige totalmente su propia partida en esta lista. Sin promoción, ocurre algo terrible: Nada. Podrías ser el mejor abogado del planeta y tener una amplia experiencia en operaciones comerciales, pero sin una sólida estrategia de marketing, tus esfuerzos son inútiles.

La buena noticia es que hay muchas formas inteligentes de poner en marcha el marketing de su bufete de abogados, y muchas de ellas son gratuitas o relativamente baratas. Lea esto: Seis consejos de marketing de bajo presupuesto y luego esto: Ventajas y desventajas de cuatro estrategias de marketing en Internet

4. Decidir la oficina de su bufete de abogados, real o virtual

Esta es una pregunta legítima en el siglo XXI. La tecnología ha madurado hasta el punto de que ya no es necesaria una sede física. Y para los abogados que buscan un buen equilibrio entre el trabajo y la vida privada, trabajar desde un despacho en casa puede ser una opción atractiva.

Y lo que es más importante, la tecnología está ahí para dirigir un bufete de abogados con asociados y socios en una amplia zona geográfica. Abundan las historias de bufetes que tienen abogados remotos repartidos por todo un estado (incluso en varios estados) para aumentar la presencia de su empresa.

Hay argumentos de peso a favor de ambos lados del debate sobre la oficina física/virtual; deberías leer este artículo antes de llegar a una conclusión para tu pequeño bufete.

5. Construir una red

Construya una red de abogados como colegas. Pueden ser grandes cajas de resonancia y pueden ser muy beneficiosos cuando se considera el papel de las referencias en su práctica. Asiste a los actos del colegio de abogados local, participa en los eventos de la comunidad, forma parte de las juntas directivas. Puedes obtener algunos consejos sobre cómo crear una red de contactos aquí.

Hablando de comunidad, arraigarse en el tejido de su vecindario es absolutamente esencial para el crecimiento, especialmente en la infancia de una nueva empresa. Conviértete en un experto en la materia, ayuda como voluntario en algún lugar, dona tu tiempo y talento a una organización benéfica local Pro Bono.

Muchos abogados que dirigen sus propios bufetes destacarán la importancia de la implicación en la comunidad para atraer a nuevos clientes y fortalecer las relaciones existentes.

Deja un comentario